martes, 10 de enero de 2017

Plátano

Te comes un plátano...
con tu boca sensual...
no es hambre en el estómago lo que sientes...
es hambre de nosotros...
por eso me provocas, comiendo así...
en realidad, me invitas...
a sustituir...
no tardaré, estoy con más hambre que tú...
hambre de ti...
de nuestra pasión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario